Feeds:
Comentarios

Posts Tagged ‘Sensuntepeque’

La niña Luz es mujer de porte otoñal, alta y delgada, con la tez clara y el pelo negro ceniciento recogido en un moño apretado que le estira la piel de la cara, por cuyos rasgos añejos parece no haber pasado nunca una sonrisa. Vive cerca de la iglesia, en un caserón de muros gruesos y techos altos, fresco hasta en los días más calientes, que tiene detrás un amplio corredor con varias pilas para el agua, un patio empedrado y una serie de alpendes más allá de los cuales el extenso huerto arbolado se prolonga en un baldío hasta la calle que va a El Volcán, ya casi en las afueras de Santa Bárbara.

Resultado de imagen de hechiceria

La niña Luz empezó a interesarse por el arte y los manejos de la hechicería de la mano de una hondureña a la que apodaban la Doña. Ella le enseñó que existían unas energías invisibles y poderosas en el universo, cuyo control requería estudio, práctica, tesón y, sobre todo, cierta calidad del espíritu que no estaba al alcance de cualquiera; le enseñó primero las magias más sencillas, como las que sirven para atrapar los pensamientos ansiosos; pero luego también otras más delicadas, como la mezcla de esencias para combatir los fríos del corazón; y de todas estas artes, le decía la Doña, unas son inofensivas y otras peligrosas, y la sabiduría más importante es aquella que ayuda a vencer la tentación de hacer maleficios cuyo propósito esté animado por el rencor o la ira. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Novela ganadora del XI premio del Certamen de Novela Breve “Casino de Lorca 2012”

Sinopsis:

“Reporte de una boda y un entierro” es una novela breve cuya acción se sitúa en Santa Bárbara Lenca, ciudad fronteriza y provinciana de la Centroamérica profunda. A lo largo de veinticuatro horas, la narración sigue los avatares de un grupo de personajes que van tejiendo un tapiz de la sociedad santeña, dominada por la chismografía, crédula y anquilosada, con sus ganaderos de viejo cuño, políticos corruptos,  haraganes y desocupados.

imagen salvatrucha

Crítica:

“Pese a ser una obra de ficción, ‘Reporte de una boda y un entierro’ es una historia muy real, consistente, fiel a la naturaleza humana, que nace y se narra desde el profundo conocimiento de la sociedad que describe. En un collage de actos nítidamente diferenciados, llenos de sabroso y magnético tinte cultural, con experto y colorido lenguaje el autor nos presenta una serie de personajes singulares pero verídicos, imbuidos de obscuras creencias, herederos de ineludibles tradiciones o esclavos de su propio carácter, que, en ocasiones, roza lo grotesco; personajes, no obstante, teñidos de matices cómicos y cuyos pasos, tejiendo una trama marcada desde su inicio por los presagios, vienen por último a confluir, convocados por el destino, en un sorprendente desenlace, apoteósico y fatídico, donde la sumisión y la superchería son los únicos vencedores.”  por Pabster Veen

Para leer el primer capítulo pincha aquí.

Read Full Post »

La Doña es una hechicera y vidente muy afamada en Santa Bárbara, adonde llegó en los agitados días de la guerra del fútbol, durante los cuales la ciudad se convirtió, por su calidad de fronteriza, en una babel alocada y bulliciosa, llena de soldados, mercachifles, giróvagos, refugiados, aventureros y buscavidas de cualquier jaez; y allí se estableció al terminar el efímero conflicto, una vez que hubo retornado a su habitual pereza provinciana. Sin embargo, nadie sabe de dónde proviene, ni hay dato alguno de su pasado, anterior a esas fechas, del que hayan podido echar mano los chismosos, si bien muchos sostienen la tesis de su origen catracho, tal vez por sus rasgos caribeños y por la raigambre que tiene allí la práctica de la magia negra.

No hay arte oculta –se dice- ni práctica que le sea ajena, conoce a la perfección los principios activos de las yerbas y, con ellas, puede aliviar los males o preparar poderosos filtros y terribles bebedizos; es práctica en encantamientos y conjuros, rogativas e invocaciones; diestra en el empleo de los polvos de pico de mapache, la rueda de Santa Catalina y la varita de las virtudes; echa males de ojo -transitorios o permanentes-, como el que le endilgó al talabartero, don Lino Márquez, para que sus manos sudaran sangre cada vez que tocase el cuero; lee las líneas de la mano y el chingaste del café; está al tanto de amuletos e interpreta los horóscopos; e incluso se comenta en los corrillos que está versada en satanismo y nigromancia, la más oscura faceta de su ciencia; que sacrifica, cada miércoles de cuaresma, un conejo capón que ella misma cría con tal fin; que sabe usar la uña de la gran bestia, realizar exorcismos y, en fin, hasta llevar a cabo rituales de vudú. (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: