Categoría: Refugiados

El hombre del tamboril (relatos de realismo social)

El hombre del tamboril (relatos de realismo social)

Cuando me siento a escribir uno de los temas que más me seducen son los relatos de realismo social, sobre todo aquellos relacionados con Hispanoamérica. Así que hoy quiero compartir con vosotros un relato con un protagonista: don Tiburcio, un refugiado de la guerra…

¿Dónde está mi hijo?

Entre tanta tarea como tengo, me ha salido una nueva ocupación que me llena más que otras: colaborar con un grupo de mujeres para documentar casos de niños perdidos durante la huida de su país. El asunto surgió espontáneamente, como surge casi todo por…

Salvamos la vida

Salvamos la vida y allá nos parqueron, en el campamento. Pero el campamento no es para nosotros, los viejos, nos pasamos los días mano sobre mano, contando historias de aquí, recordando, mirando para la frontera, con esa tristeza que le anida a uno adentro,…

Era el miedo

─Toda la noche fue de andar y andar, una cadena larga de gente que se movía y daba vueltas igual que las revueltas del propio camino. ─Todos en la misma cadena. ─Todos. El que tenía algo y el que no tenía nada, el que…

La educación en Mesa Grande

La educación en Mesa Grande

Muchos internacionales pasaron por el área de educación de Mesa Grande, venidos de varias partes del mundo. Yo sólo conocí a algunos: Sabina, Hans, Pilar, Carmencita, Johanna, Katarina, Clara, David. A otros no los conocí en persona, pero mucha gente me habló de ellos:…

Madre desesperada abrazando su bebé

Madre desesperada abrazando su bebé

En la mañana neblinosa una madre desesperada abrazando su bebé, atraviesa el potrero y sale a la calle casi a la altura del puente. En la garita, dos soldados se frotan las manos, fuman y se ríen por lo bajito, sin ponerle cuidado a…

La refugiada y el extranjero

  Casi a oscuras queda la habitación, sólo el resto de la candela que aún da su puchito de luz parece que quiere pelearle el terreno a las sombras. Galán se está con esta mujer que me ha encontrado sin yo buscarla. La piel…

La guardería

La comunidad Santa Marta (Villa Victoria, El Salvador) se fundó en 1987 por un grupo de refugiados que, provenientes del campamento de Mesa Grande (Honduras), retornaban a su país cuando la guerra estaba aún en plena efervescencia. Llegaron otros grupos de retornados, la guerra…

Vídeo del retorno

A lo largo de este año no ha dejado de aparecer en los medios de comunicación, aunque esporádicamente, la tragedia de los refugiados. Aprovecho para recordar con este vídeo el primer retorno de los refugiados de Mesa Grande a El Salvador, hace ahora 30…

El retorno de los refugiados 30 años después

Dejó el enlace de un vídeo sobre el primer retorno de Mesa (o el 2º) y una misa de despedida. Espero que les guste porque es un documento histórico.  

Segundo retorno de Mesa Grande

  Artículo muy interesante, publicado por Ventura A. Alas en Insurgencia Magisterial, sobre la historia de los campamentos de refugiados salvadoreños y el segundo retorno de Mesa Grande. 1988. Frontera Honduras-El Salvador. Retorno de refugiados salvadoreños. Foto de Giovanni Palazzo publicada en elfaro.net El…

Un nuevo comienzo

Dedicado a los jóvenes que estuvieron refugiados en los campamentos de Mesa Grande, Colomoncagua y San Antonio, en Honduras, y que, obligados a ser mayores, perdieron la juventud y a veces también la vida. Tina fue la más pequeña de cinco hermanos y conserva…

Días de temporal en Mesa Grande

En el campamento de refugiados de Mesa Grande hacía frío algunas veces. El cielo se encapotaba, cubriéndose con nubes bajas que se enredaban en las cimas de los cerros y ocultaban el sol durante una semana. Hacía viento, soplaba continuamente. Cuando arreciaba, bien se…

Invasión de la propiedad

Llegaron a media tarde, después del almuerzo, cuando ya estaban lavados los trastes, recogida la mesa y apenas si quedaban unas brasas mortecinas en el comal; eran muchos, muchos, más de cien. Entraron por el portón que da al camino bajo y se disgregaron…

El campamento

Llevabas varado dos días en aquel poblacho de la frontera, sin posibilidad alguna de entrar en el campamento porque el señor Colindres, representante del ACNUR, se había negado repetidamente a extenderte un permiso de entrada: “no depende de mí, dijo, entienda que hay que…

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: