Categoría: Miscelánea

La carta

No es fácil escribir esta carta. Le brincan a uno las ideas por la sesera y no hay como ordenarlas con criterio. Me he refugiado en la terraza, que a esta hora de la noche está tranquila y en silencio, a ver si aquí…

Apocalipse Now y El corazón de las tinieblas

El corazón de las tinieblas es una novela breve de Joseph Conrad publicada en 1902 y popularizada ocho décadas después, a raíz del estreno, en 1979, de la película Apocalipse now, que está basada en ella. De hecho, algunas de las ediciones que se hicieron después…

¿Y tú, en qué fase estás?

Amigos de La otra literatura: Bicheando, bicheando me he encontrado con esta estupenda viñeta donde se describen con gracia y bastante tino las fases por las que pasa un lector hasta alcanzar la excelencia. ¿Os animáis a contar en qué fase os encontráis? Abriré…

Historias del cole

  El elenco de profesores con que me encontré a lo largo de mis años de estudios en el “Virgen del Mar” no tenía desperdicio. La mayoría eran hombres mayores, oficiales en la reserva que, rondando la jubilación, habían encontrado una manera de sacarse…

Hambre (y 2)

  Un carraspeo a sus espaldas le recordó al húsar la presencia de sus soldados, un cuarteto de esperpentos enfundados en desgastados capotes. La huida, el hambre y la necesidad había destruido hacía semanas la marcialidad del ejército imperial. Nada quedaba de los gallardos…

Hambre (1)

Des Moines, húsar del ejército imperial, tuvo una vida azarosa, repleta de aventuras y hechos violentos, fue herido cuatro veces en combate, perdió varios dedos de una mano a causa del frío y un ojo por una esquirla de granada. Bonapartista hasta la médula,…

Tal como lo cuento

  Entre trago y charla se iba deslizando la noche. Hablaban de mujeres, de zumbas y pillerías, y de corazones heridos. De pronto, se agotaron los temas y se hizo el silencio. El Chele Mauricio clavaba la mirada en uno de los farolitos amarillos…

El olor (microrrelato de misterio)

  Alguien la había desenterrado diez minutos antes. Luego le perdió la pista. Tenía miedo. Hacía frio. La oscuridad la cubría como una mortaja y se encontraba completamente desorientada. Pero el viento le trajo el rastro de un olor. Se puso en movimiento, dejándose…

No hay salida

Sólo nosotros quedamos de tantos como éramos, Melchor, si es que me dejas nombrarte. Bien sé que he renegado de ti y que en tu nombre he blasfemado con pesados juramentos porque, sin tú quererlo, me estás amargando las horas finales. La tarde se…

Traspasar los límites (microrrelato de ciencia ficción)

Cuando era más joven, más que leer, devoraba ciencia ficción. Aunque haya llovido desde entonces, todavía me emociona ese género en alza. Este sencillo micro de ciencia ficción, Traspasar los límites, es un ejercicio de nostalgia por aquellos libros y por aquellos tiempos Pero…

Recordando a Antonio Machado

Hoy, 22 de febrero, hace 80 años que falleció en el exilio, en Colliure, pueblecito francés a unos 30 km de la frontera española, Antonio Machado, poeta, pensador, hombre. Autor de obras de tanta hondura literaria como Soledades, Campos de Castilla, Nuevas canciones, Juan…

III Jornadas literarias de Azuaga

Originalmente publicado en asociación de escritores Entre Pueblos:
Pincha para ver el programa y las ponencias El sábado 6 de abril de este año tendrán lugar las III Jornadas literarias de Azuaga, que tendrán lugar en el Central Cinema. Bajo el lema «Voces…

Yo confieso (relato corto)

Confieso que rompí el jarrón de porcelana que te había regalado tu hermano cuando volvió de Francia, ese que estaba en la cómoda tan coqueta que había en la esquina del pasillo de la casa de San Fernando, ¿te acuerdas, madre? Sin querer lo…

Efecto mariposa en Madrid

Una mariposa mueva las alas en San José y llueve en Madrid 10:15 Dr. Zabala El hombre llega al aeropuerto de Madrid Barajas en el vuelo 3006 de Iberia, procedente de San José de Costa Rica, con un retraso de más de una hora…

Relato para un año nuevo viejo

relato para un año nuevo viejo

Abrió los ojos súbitamente, unos ojos oscuros y algo enrojecidos, rodeados por unas ojeras moradas y profundas que, durante unos instantes, miraron sin ver. Se fijaron, al fin, en la mosquitera que estaba suspendida sobre la cama, sucia de polvo y hecha un puño….

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: