Categoría: EL SALVADOR

Cosas de El Salvador

Masacuata

Le gusta el trago y el juego, que a los dos le entra fuerte, si gana lo disfruta y si pierde lo paga con la vieja Inevitable personaje de la América rural, prototipo de hombre pícaro y licencioso: Masacuata. Ahí lo veréis, plantoso como…

Los ojos de una niña

Una tragedia colectiva vista por los ojos de una niña y narrada por su voz. Una violencia incomprensible incluso para un adulto: ¿qué secuelas no dejará en una niña? Ya clarea la mañana y entonces pasa una avioneta. La avioneta viene delante, explorando, y…

Seis Mil Lunas: La autopsia de Erundina Guevara

Queridos amigos y seguidores de La Otra Literatura; hoy se cumple una semana de la publicación en Amazon de mi última obra: Seis mil lunas. Una obra en la que, a través de las historias de sus protagonistas (refugiados y desplazados, mujeres de guerra, jóvenes…

La hechicera

La hechicería tiene gran arraigo entre la gente sencilla Convertir en realidades los deseos más intensos es una pretensión universal. La Doña es una hechicera y vidente muy afamada en San Judas, adonde llegó en los agitados días de la guerra del fútbol, durante…

Seis mil lunas: Incidente en Rancho Quemado

Queridos amigos y seguidores de La Otra Literatura; hoy es un día feliz pues hoy sale a la venta en Amazon mi última obra: Seis mil lunas. Una obra en la que, a través de las historias de sus protagonistas (refugiados y desplazados, mujeres de…

Seis Mil lunas: Vía Crucis

Queridos amigos de este blog, de La otra literatura o de cualquiera de los múltiples canales por los que tenemos contacto. Como bien sabéis, y si no lo sabéis os lo cuento ahora, el próximo domingo 20 de mayo, verá la luz Seis mil…

Bajo las estrellas

En cuanto anocheció emprendió el camino. Tenía que cruzar antes del amanecer. Notaba la cabeza algo despejada, pero la malaria lo martirizaba como nunca, el cuerpo le dolía, los huesos le dolían. Una luna pequeña, en creciente, se acercaba al horizonte con su claridad…

Seis mil lunas

No puedes escapar a la violencia de una guerra civil: quieras o no, te cambia la vida. Sobre el telón de fondo de la revolución salvadoreña, Seis mil lunas nos presenta catorce historias de personas concretas, de carne y hueso, sacadas de la América…

La niña Luz

La niña Luz es mujer de porte otoñal, alta y delgada, con la tez clara y el pelo negro ceniciento recogido en un moño apretado que le estira la piel de la cara, por cuyos rasgos añejos parece no haber pasado nunca una sonrisa….

“No te pongas bravo, poeta” de Roque Dalton

Roque Dalton, ensayista, periodista, activista político e intelectual salvadoreño, pero, sobre todo, poeta, gran poeta. Murió a los 40 años de edad, asesinado en el año 1975. Entre su obra, destacan Taberna y otros lugares, Los testimonios o Las historias prohibidas del Pulgarcito. El “Pulgarcito” es su…

El hilo de Ariadna

Dónde quedó el pequeño llorón que se sentaba en la puerta de la cocina con el estómago en carne viva, esperando que su madre lo llamase para comer; y la madre, qué fue de ella, de sus tiernas manos, sus manos cariñosas que espantaban…

Camino de San Pablo

Se ven unas nubes a lo lejos, por el lado de San Pablo, pero no lloverá, aún no es tiempo de agua. Este mes es caliente. Reseco y caliente. Ya dejé atrás el desvío del Jocote. La montaña es un puro secarral descolorido. Más…

Los fantasmas de Carmela

Javier Segura es uno de los difuntos más queridos de Carmela, uno de los que con más insistencia pugnan por hacerse presente en su pensamiento, aunque no hubiese tenido con él, en vida, más que un contacto ocasional. Pero la atormenta la intervención  que…

El sonido del silencio

Cada noche oía el sonido del tiempo, lo oía escurrirse segundo a segundo, tan despaciosos ellos, aferrados cada uno a su efímera existencia. En la oscuridad de mi cuarto escuchaba los sonidos que anunciaban el sueño. Los pasos firmes de mi padre, mi madre…

Se me olvidaron las flores

Era el día tres de mayo, el día de la cruz, y había ido al pueblo a traer gas para los candiles, baterías para el foco, otras cuestiones para el parto y unas flores para adornar la cruz. Yo me fui con el hijo…

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: