Camino de mañana


Y en medio del remolino de este día de remolinos de viento, de estas veinticuatro horas desbordadas, de este presente anunciado que todo lo vuelve confuso, vertiginoso, tú bajas tranquilamente por la carretera oscura, pensativo pero despreocupado, por la tarde noche, dejando atrás el pasado, arropado por el ocaso, sin futuro probable, camino de mañana.

A %d blogueros les gusta esto: