La ciudad donde no vivo


la ciudad donde no vivo_1Anteayer, 20 de junio, se presentó en Azuaga, en el pub La Muralla, el libro de Antonio Fuentes “La ciudad donde no vivo”. Antonio Fuentes es un viejo conocido de aventuras culturales, hombre del renacimiento, poeta, por más señas, como la copa de un pino, que nos presenta en su libro las visiones en blanco y negro de una ciudad de cómic de Sin City y las palpitaciones de un corazón que no habita, pero que podría perfectamente haber sido el suyo.

Poeta magnífico, de verso profundo y sencillo, su libro es, por el pulso literario y la calidad que destila, una rara avis, presea de cantautores en apuros, guía de noctámbulos y bohemios, extraña joya bien pulida, humilde y generosa, libro de cabecera, biblia suburbana, manual de desamor, vino añejo y olvidado, trago de veteranos desahuciados con paladar de oro, donde se pueden leer estrofas tan geniales, tan desconsoladas como esta:

Ha estallado en mis manos la tristeza,
la que surge sin más, la que no avisa,
la que pinta de negro lo que toca
y se va cuando menos te lo esperas.

Viajero de universos de papel, si, como alertaba Bécquer, te detienes al borde del camino y, harto de mediocridad, necesitas urgentemente una panacea contra el tedio, no dudes en hacerte de este libro y apurar sus páginas paladeando cada verso.

A %d blogueros les gusta esto: